viernes, 20 de agosto de 2010

Cartell Replega



REPLEGA una de las ferias más originales y “divertidas” del panorama nacional

Cita de referencia para los coleccionistas “alternativos”



La feria nacional del coleccionismo general y popular REPLEGA alcanza este año 2010 su séptima edición. La localidad de Monzón ( Huesca ) volverá a ser el marco de referencia para los amantes de coleccionar objetos de muy diversa índole, los días 4 y 5 de septiembre.

Cientos de miles de artículos de lo más variopinto ( desde postales, carteles, pins, sellos, billetes o pegatinas.. hasta regalos de huevos”Kinder”, latas, mecheros, azucarillos, bolígrafos etc.) para comprar, vender y principalmente intercambiar ( en REPLEGA se fomenta el intercambio de productos entre los coleccionistas).



Una cita ferial que, como no podía ser de otra manera, “parió” un coleccionista ( especializado en pegatinas políticas ) Chorche Paniello. El director del certamen ha recorrido miles de kilómetros con el único objetivo de recoger, documentar e intercambiar pegatinas de todo tipo, especializándose en los últimos años en las de temáticas “reivindicativas” y políticas. La dificultad de contactar con personas que compartían esa misma pasión le impulsó a plantear, hace ocho años, una feria de este tipo que no existía en ninguna parte del territorio nacional. Había encuentros especializados de algunos objetos ( en Cataluña tiene mucha aceptación los encuentros de coleccionistas de placas de cava, mercadillos semanales o mensuales en grandes ciudades, ferias especializadas de antigüedades y almonedas o de numismática ) pero ninguna cita, a nivel nacional, que aglutinase a todos los coleccionistas de objetos ( para algunos “sin valor” o “cacharros” ) susceptibles de coleccionar.

El presidente de la Institución Ferial de Monzón, Joaquín Palacín, recuerda que “exceptuando las obras de pintura o esculturas y las antigüedades, la mayoría de los museos, exposiciones y centros de interpretación de nuestro país se han surtido del material de coleccionistas particulares de objetos que en su día eran incluso despreciados por una inmensa mayoría y que con el tiempo se han convertido en referencia para conocer una parte de nuestra historia, raices, usos, oficios abandonados, etc”.





Desde la primera edición de REPLEGA el apoyo del público ha sido espectacular ( más de 5.000 personas acuden anualmente a la cita en esta población aragonesa, que no alcanza los 20.000 habitantes, con el objetivo de encontrar alguna pieza que añadir a su colección ) , la implicación de clubs de coleccionistas asegura el éxito de la muestra ( se supera ampliamente la treintena de clubs en todas las ediciones ) los procedentes de Aragón y Cataluña llevan la voz cantante y no faltan los habituales representantes del País Vasco, Asturias o Canarias. Mas de medio centenar de comercios especializados proveen a los coleccionistas del material necesario para archivar o clasificar sus colecciones ( desde fundas para guardar sobres de azucarillos, vitolas de puros, placas de cava, naipes… hasta muebles específicos para el mismo fin ) y donde poder comprar, también, material para aumentar las colecciones.



El cambio libre continuo y los encuentros ( denominados en esta feria “trobadas”) son ya de por sí todo un espectáculo, que se complementa con los numerosos actos programados entorno al certamen ( exposiciones, presentaciones de libros o exhibiciones). Siendo la entrada al recinto ferial, como a todas las actividades, gratuita.

Un fin de semana de “alta intensidad” donde los nervios por intentar localizar alguna novedad para aumentar sus colecciones ( con emociones, incluso, desbordadas cuando se consigue); el cansancio de muchos de los participantes por los cientos ( incluso miles algunos de ellos ) de kilómetros realizados, con su material, para no perderse la cita o la amplia variedad de objetos que se muestran para intercambiar dan de sí para un sin fin de anécdotas y curiosidades. Desde un joven filatélico británico que se enteró por internet hace siete años y es ya un “habitual” ; hasta el señor que se aficionó a coleccionar los regalos que aparecen dentro de los huevos de chocolate cuando, tras su jubilación, ayudaba a su mujer en el kiosco donde trabajaba y los vió por primera vez; o el matrimonio que recopila calendarios de bolsillo recorriendo varios paises ( cuando su trabajo se lo permite ) que tienen todas las estanterías de su casa ocupadas, en lugar de libros, por los calendarios; coleccionistas que participan con una importante infraestructura ( como alguno dedicado a recopilar bolígrafos publicitarios o discos ) que no les caben los objetos repetidos para intercambiar en una furgoneta y se apoyan para su clasificación en bases de datos realizadas en su portátil o la especialización alcanzada por muchos de ellos que sólo les interesa ya productos determinados de un época muy acotada y con unas características especiales ( pueden ser de cromos deportivos, postales turísticas etc..).





Como se apunta en el “decálogo” de la feria y así ocurre el primer fin de semana de septiembre en Monzón ( Huesca ); el fin es atraer a la localidad a las miles de personas anónimas que tienen alguna pasión por recoger, archivar, documentar y clasificar cualquier objeto coleccionable, para que conozcan a personas con las mismas inquietudes y puedan realizar relaciones de intercambio de material repetido o de adquisición de novedades. Así mismo pretende ser el foro de encuentro de clubs y asociaciones de coleccionismo, como de comercios y tiendas especializadas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como desde hace años esperamos estar,nuestra más sincera felicitación por el puzle de marcapáginas. Mondopunt